Inteligencia Artificial al Servicio de la Tierra

 |   Equipo Microsoft Latinx

Creemos que los poderes del ingenio humano y la acción son inmensos, y que la inteligencia artificial (AI, por sus siglas en inglés) puede ser un multiplicador de esa fuerza, acelerando la investigación y explorando nuevos hallazgos para los desafíos ambientales más apremiantes de nuestro tiempo.

Conoce cómo a través de la Inteligencia Artificial podemos ofrecer a nuestro planeta un respiro.

Conservación y precisión

Para poder realmente entender nuestro entorno debemos ser capaces de observar, clasificar y predecir los cambios ambientales con precisión. A través del uso de Inteligencia Artificial (AI, por sus siglas en inglés), podemos alcanzar un grado de certeza en nuestras observaciones, lo cual nos permite tomar decisiones verdaderamente informadas sobre los pasos que debemos tomar para proteger el planeta.

La Inteligencia Artificial nos puede proveer predicciones certeras sobre fenómenos como el cambio climático y las afectaciones que este traerá. Del mismo modo nos puede ayudar a predecir sequías, entender sistemas fluviales y calcular el consumo de recursos naturales. Todo esto nos permite tomar acciones que reduzcan el impacto de la contaminación a la salud humana, preserven la flora y la fauna, y mejoren el funcionamiento de sistemas naturales y nuestra relación con los mismos.

Energía Inteligente

Al analiza la manera en la que consumimos energía, relevando la manera en la consumimos este recurso, de donde viene y qué impacto directo tiene en nuestro entorno.

Del mismo modo, podría darnos soluciones que nos indiquen en qué momento y con qué finalidad el consumo de energía es más eficiente. La transparencia con la que  observemos este sistema nos permitirá optimizar el uso de energía, reduciendo costos de consumo, incrementando accesibilidad y disminuyendo su impacto ambiental en general.

Cosecha de Datos

Con procesos de tecnología avanzada, el poder de la nube y el aprendizaje automático, AI ofrece conocimientos para mejorar el rendimiento agrícola y ganadero, así como reducir costos e impacto al medio ambiente. A través de la AI, los agricultores pueden conocer la mejor época del año para cultivar, recolectar, cosecha o inclusive saber los nutrientes que se requieren en el campo. Por su parte, los ganaderos pueden conocer el estado general de las vacas, desde cuándo fue su última vacuna, cuál es su peso, hasta cómo se sienten.

El análisis de extremo a extremo de datos operacionales permite además resolver de manera inteligente las necesidades de la industria, de este modo es posible optimizar las cadenas de suministro, activando un ecosistema integrado y sostenible que no solamente simplifica la labor del granjero e incrementa sus ganancias, sino que además, funciona dentro de un marco informado de sustentabilidad.

A través de la combinación de robótica y cómputo en la nube, podemos crear sistemas que nos permiten observar a diferentes especies dentro de su entorno para entender y predecir mejor su comportamiento. Este tipo de sistema puede ser aplicado en diferentes proyectos. Ya sea que busquen identificar patógenos antes de que generen epidemias en poblaciones vulnerables o que se busca combatir la cacería ilegal de especies en peligro de extinción, las herramientas de AI aplicadas a la observación de la biodiversidad nos permiten entender mejor nuestra relación con las miles de especies con las que compartimos el planeta.

Tags: , , , , , , , , ,